Saltear al contenido principal
Cuando Todo Pase, Tu Escapada Al Empordà Te Estará Esperando

Cuando todo pase, tu escapada al Empordà te estará esperando

Estas semanas, más que nunca, tenemos todo el tiempo del mundo para planificar nuestras propias salidas. Cuando la situación por fin se estabilice, una escapada al Empordà es el mejor modo de recuperar todo el tiempo que sintamos como perdido.

¿Pero, por qué el Empordà? Porque es un lugar perfecto para visitar en cualquier momento del año. El encanto de esta comarca catalana, situada al norte de la provincia de Gerona, limitando con la frontera francesa, no es ninguna sorpresa: una larga tradición avalada por un gran número de visitantes le precede.

Está comprobado que la comarca ya estaba habitada en la prehistoria, aunque fue durante la época grecorromana cuando alcanzó su máximo esplendor. Su legado histórico y cultural así nos lo hace saber.

El Empordà forma parte de la Costa Brava que, caracterizada por sus acantilados, sus bosques de pinos y sus pequeñas y recónditas calas, es otro de los grandes atractivos de la zona. También dispone de una delicada gastronomía con productos de proximidad que algunos han denominado “la reserva gastronómica de Cataluña”.

Es por ello, y por muchas otras razones, por las que el Empordà es un pequeño remanso de paz y tranquilidad en el Mediterráneo que debes disfrutar. Te invitamos a organizar, desde la calma de tu hogar, tu próxima visita al Empordà informándote de todo aquello que este territorio tiene para regalarte.

Los valores turísticos que enamoran de una escapada en el Empordà

1. Legado histórico

Griegos, romanos, íberos, árabes… Muchos han sido los pueblos que encontraron en el Empordà un lugar perfecto donde asentarse y desarrollar sus civilizaciones.

De alguna u otra forma, a través de sus costumbres, su cultura, su arquitectura… todos ellos han dejado huella en esta zona de Cataluña. Aunque parece claro que fue el pueblo romano el que transformó la zona social y económicamente, llegando a convertir a Empúries en el principal puerto del Mediterráneo y en uno de los principales de todo su imperio.

2. Riqueza cultural

Resultado de la mezcla de culturas que habitaron sus tierras, el patrimonio cultural del Empordà es único. Mención destacada merecen lugares como las ruinas de Empúries, monasterios como el de Sant Pere de Rodes, castillos como el de Montgrí y Peralada o pueblos amurallados como Pals, Peratallada o Besalú.

Además, esta zona ha sido cuna de algunos artistas nacionales e internacionales de renombre, como Salvador Dalí, Josep Pla, Truman Capote, Ernest Hemingway… Todos ellos ya se encargaron hace tiempo de plasmar la belleza de esta tierra en sus obras.

3. Patrimonio natural


El patrimonio natural del Empordà no tiene nada que envidiar a su legado histórico y cultural. Caracterizado por la mezcla entre el mar y la montaña, el paisaje de esta comarca se adapta a todos los gustos. Sus bosques y llanuras acogen una abundante fauna, y sus espacios marítimos son de una extraordinaria riqueza.

Parada obligatoria son sus múltiples espacios protegidos, como el Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà, la Reserva marítima de Les Illes Medes, el Paraje Natural de Interés Nacional de la Albera o el Parque Natural del Cap de Creus.

4. Gastronomía

La gastronomía del Empordà es uno de sus más valiosos reclamos en la actualidad, y su fama es bien merecida. La denominada “cocina de mar y montaña” se encuentra profundamente marcada por su naturaleza marítima. Con productos de proximidad, lo más habitual es que en ella se mezclen platos compuestos por pescado, aves y verduras de temporada.

Además, la comarca posee productos autóctonos como el arroz de Pals o la famosa gamba de Palamós, e incluso algunos con denominación de origen protegida, como es el caso del aceite de oliva o los vinos que elaboran las bodegas del Empordà y que se pueden degustar en Can Dispès.

5. Ocio y actividades

La oferta de ocio en el Empordà es inagotable y ofrece multitud de posibilidades para todos los gustos. Desde festivales de música hasta rutas de compras o sesiones de relax y masajes.

Y actividades marítimas, sobre todo durante los meses de verano, como salidas en barco, kayak, paddle surf, snorkel… Y también durante todo el año en la montaña o en pueblos de interior: caminos de ronda, rutas en bicicleta, senderismo, vías ferratas… Las hay para todas las edades y para practicar solo, en familia o con amigos.

Como ves, esta comarca catalana es un territorio por descubrir, y… ¿qué mejor momento que ahora para empezar a hacerlo y preparar tu próxima escapada al Empordà?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba